Kopfmenüzeile überspringen .
 
Bases de Datos
Navigation überspringen .
 

Ejemplos Prácticos


3.2 Deficiencia auditiva

Empleo de ayudas para la audición para la mejora de la percepción acústica de una cajera con deficiencia auditiva

Empresario:
La empresa es un supermercado. Tiene contratadas, entre otras, a varias empleadas como cajeras.

Discapacitada grave: 36 años

Discapacidad y limitación funcional:
La empleada es hipoacúsica y padece además tinitus (acúfenos en el oído). La capacidad auditiva del oído izquierdo es tan sólo muy escasa (casi sorda). Para la percepción acústica necesita un audífono. El grado de su minusvalía es de 70 (GdB 70). Su certificado de minusvalía contiene la referencia RF (exención de los impuestos de radio y televisión o descuento en el pago de la conexión telefónica).

Profesión:
La empleada es comerciante industrial y desde el año 1992 está empleada como cajera en la empresa.

Puesto de trabajo y cometido laboral:
La empleada hipoacúsica trabaja 20 horas a la semana como cajera en el supermercado. La zona de las cajas del supermercado consiste en varias cajas con escáner en donde la hipoacúsica y sus compañeras cobran a los clientes.

Entre sus cometidos laborales están:
- la introducción de los precios de los productos por medio del escáner (para introducir los precios el escáner sondea el código de barras de los productos),
- recibir el dinero por los productos,
- devolver el cambio y
- hablar con los clientes (preguntas, reclamaciones, etc.).
Este trabajo se realiza apremiado por el tiempo debido a la necesaria rapidez en la atención a los clientes. Esta presión en cuanto al tiempo produce una elevada carga psíquica.

Entorno de trabajo (situación efectiva):
Con su audífono, la empleada experimenta los ruidos debidos al movimiento de los productos, de los carritos de la compra y de los clientes como una limitación considerable en la realización de su trabajo. Las conversaciones necesarias para aclarar situaciones con los clientes o con los compañeros se desarrollan también muy difícilmente con el nivel de ruidos existente.

Entorno de trabajo (situación óptima):
Abundantes pruebas y mediciones tuvieron como resultado que un audífono digital con adaptación bicros y enmascarador de acúfenos puede eliminar los problemas auditivos del puesto de trabajo. Un audífono digital "calcula" el nivel de ruido de las diferentes situaciones, y amplifica las frecuencias requeridas teniendo en cuenta el nivel de presión sonora necesaria (volumen), utilizando de este modo el campo auditivo disponible de forma óptima. Si a la cajera se le dirige la palabra desde el lado izquierdo (sorda en el lado izquierdo), la adaptación bicros le facilita la percepción acústica de la conversación. Con esta adaptación bicros se fija un micrófono en el oído sordo, y las señales acústicas se transmiten por medio de un cable que pasa por el cabello al audífono del oído derecho, de modo que la cajera puede reaccionar adecuadamente si le hablan desde el lado izquierdo. Mediciones comparativas mostraron que con los audífonos analógicos con sonido molesto (60 dB) sólo se entendía acústicamente el 10% del lenguaje, mientras que con los audífonos digitales previstos se podía entender el 65% del lenguaje.

Ayudas técnicas y costes:
- un audífono derecho (retro-auricular, talla 9) modelo Sonso C 18 DSP
- adaptación bicros con los accesorios necesarios.

Los costes del audífono digital más accesorios ascendieron a 2.277,83 EUR.

Para más información véase en Ayudas Técnicas:
- ISO 21 45
Ayudas para la audición

Subvención: El audífono fue subvencionado por el seguro médico con 718,40 EUR. La cantidad restante fue asumida por la Oficina Central de Asistencia Social.

Nº de referencia: R/PB5035


Adaptación del puesto de trabajo de una informática diplomada sorda

Empresario:
El empleador es una empresa de autoayuda que forma parte de una organización central. A la organización central pertenecen también, junto a la empresa de autoayuda, varios talleres. La empresa de autoayuda ofrece prestaciones de servicio en el campo de la informática y técnica de la información; por ejemplo:
- desarrollo de software para Windows (software local o aplicaciones de servidor),
- creación y optimización de estructuras en el ámbito informático (mantenimiento centralizado de bases de datos, mejora de las comunicaciones, etc.), así como
- asesoramiento y asistencia a los clientes, es decir, para los proyectos de software.
En la empresa de autoayuda, cuyo objetivo es proporcionar un puesto de trabajo fijo a las personas con discapacidades físicas, trabajan 24 empleados. De los 24 empleados, 15 tienen una discapacidad grave. La mayoría de los empleados son informáticos(as) y comerciales técnicos(as) en informática, a los que se les paga según las tarifas usuales en el sector de la técnica de la información (IT)/ informática (DV).

Discapacidad y limitación funcional:
La mujer tiene sordera. No es capaz de percibir información acústica, y su capacidad para hablar está muy limitada. La comunicación verbal con ella sólo es posible si puede ver bien los labios de su interlocutor (para la lectura labial) y si éste habla despacio. No existe ninguna deficiencia de escritura, habitual por otra parte en esta discapacidad.

Formación y profesión:
La mujer fue a un colegio para hipoacúsicos donde aprobó el examen de ingreso en la Universidad, es decir, concluyó el bachillerato. A continuación estudió durante 9 semestres informática en una Universidad Técnica (TU). Aunque tenía una matrícula normal de estudiante, podía utilizar el material de estudios a distancia o autodidácticos. Durante la carrera tenía problemas para participar activamente en las clases y seminarios, así como para tomar apuntes. Los apuntes necesarios se los facilitaban sus compañeros, cuyo contacto ella siempre buscaba para evitar su aislamiento y para poder intercambiar ideas.
Después de la carrera, la informática diplomada trabajó en primer lugar durante 2 años como colaboradora científica en la Universidad Técnica, antes de que se cambiara en el año 1998 a la empresa de autoayuda.

Puesto de trabajo y cometido laboral:
La informática diplomada trabaja en un puesto de trabajo con ordenador en una oficina. En su puesto de trabajo programa páginas de Internet (para la industria automovilística, etc.), así como aplicaciones locales o de servidor (bases de datos, etc.) para el sistema operativo Windows. Para la programación utiliza un PC normal que está integrado en la red Windows de la empresa. La informática recibe sus pedidos por escrito (por e-mail). Para comunicarse con los clientes o bien con los compañeros de los respectivos departamentos (por ejemplo: en caso de preguntas o problemas), utiliza, aparte de la correspondencia (p.ej.: e-mail o fax a través del servidor de fax), un teléfono visual. A través del teléfono visual se puede entender con sus interlocutores por medio del lenguaje de signos. Sin embargo, para ello es requisito indispensable que esa persona domine el lenguaje de signos; pero, generalmente, no sucede así. En estos casos puede ayudar una "central de traducción"
La central facilita intérpretes del lenguaje de signos que se comunican (mediante el lenguaje de signos) con las personas con sordera a través del teléfono visual. Ellos traducen simultáneamente los signos en un lenguaje acústico para los interlocutores con capacidad auditiva, de modo que son posibles conversaciones telefónicas entre personas con sordera y personas que pueden oír. Para la traducción, sin embargo, se tiene que concertar una cita previamente. Una vez concertada la cita, la central de intérpretes establece, por ejemplo, el contacto telefónico entre la informática y el cliente llamando a los respectivos interlocutores desde la central. La llamada entrante la percibe la informática gracias a los testigos luminosos del aparato de señalización luminosa. El aparato de señalización luminosa convierte la señal del timbre del teléfono en una señal óptica (testigos luminosos). Además, se indica a través de diodos de luz de dónde proviene la señal (timbre de la puerta, teléfono, etc.). En el caso de que fuera necesaria una conversación personal con el cliente, ella tiene la posibilidad de consultar a un intérprete del lenguaje de signos para la traducción. Alternativamente, también puede tener lugar una comunicación por medio de lectura labial complementada con notas escritas. Los compañeros no tienen ningún problema con esta forma de comunicación. Ella se comunica con su compañero de despacho, que también sufre sordera, mediante el lenguaje de signos, puesto que él lo domina.

Para más información véase en Ayudas Técnicas:
- ISO 21 36 10
Teléfonos visuales y videófonos
- ISO 21 36 15
Indicadores de marcado, señales de comunicando e indicadores de llamada

Subvención:
Las ayudas técnicas empleadas para la adaptación a discapacitados fueron subvencionadas por la Oficina Central de Asistencia Social. Los costes de la traducción por el intérprete del lenguaje de signos sólo son asumidos en parte por la Oficina Central de Asistencia Social.

Nº de referencia: R/PB5143